Bloque quirúrgico

 

HSJ está dotado con los últimos avances en tecnología sanitaria y equipado con un bloque quirúrgico de vanguardia.

 

Además de llevar a cabo una intensa actividad propia, ofrece sus instalaciones y medios a aquellos médicos especialistas que necesitan disponer de quirófanos altamente equipados y contar con garantías para llevar a cabo sus intervenciones con total seguridad.

 

En los últimos cuatro años hemos operado a más de 20.000 pacientes.

 

El Dr. Gonzalo Gómez Guerra es el responsable del bloque quirúrgico de HSJ.

Especialistas en esta materia

  • Gonzalo Gómez Guerra

    Cirujano General y del Aparato Digestivo. Especialista en Coloproctología…

Quirófanos altamente equipados y los estándares más avanzados, ofrecen la mayor seguridad a los pacientes intervenidos en San José por los distintos especialistas quirúrgicos


El Hospital San José (HSJ), tras importantes remodelaciones en su infraestructura acometidas en los últimos años, dispone, en la actualidad, de una notable dotación tec¬nológica en sus instalaciones y de un bloque quirúrgico moderno, perfectamente adaptado a todas las cirugías —incluidas sus modalidades ambulatorias—, que cumple de forma exhaustiva con los estándares más avanzados en tecnología, esterilización y seguridad. 

 

Además de llevar a cabo una intensa actividad propia, el centro hospitalario ofrece sus instalaciones y medios a aquellos médicos especialistas que requieren de quirófanos altamente equipados y de garantías para llevar a cabo sus intervenciones con total seguridad. 

 

Tres amplios quirófanos con todos los requerimientos necesarios 

 

El bloque quirúrgico de HSJ dispone de una sala de espera amplia, con taquillas para los pacientes y baños en la planta de quirófanos, y de una Unidad de Preparación Prequirúrgica, con equipos ecográficos para bloqueos anestésicos y un circuito cerrado limpio para  circulación del personal. 

 

Sus tres amplios quirófanos cuentan con todos los requerimientos necesarios para las distintas especialidades quirúrgicas: mesas quirúrgicas eléctricas de última generación, lámparas led multiuso y distinto aparataje, como bisturís eléctricos, con radiofrecuencia y ultrasónicos; arcos radiológicos; microscopios de trabajo oftalmológico; torres laparoscópicas y artroscópicas, y respiradores anestésicos con gases medicinales integrados. 

 

Una moderna Unidad de Esterilización con todo el instrumental necesario para las distintas especialidades, y una amplia dotación de material de prótesis y suturas, tanto mecánicas como manuales facilitan el desarrollo de la actividad quirúrgica hospitalaria. 

 

Además, la Unidad de Recuperación Post-Anestésica incluye cuatro puestos tipo UCI (intensivos) con bombas de monitorización completa para vigilancia invasiva, si se precisa, por parte de los intensivistas y anestesistas. 

 

El personal, tanto auxiliar, como celadores y enfermería (DUE) del bloque quirúrgico del centro hospitalario, cuenta con una preparación específica excelente en las distintas especialidades quirúrgicas, y desempeña su labor con total profesionalidad, eficacia y responsabilidad. Cada quirófano cuenta con un mínimo de dos a tres DUE y garantiza los estándares que exige cualquier procedimiento quirúrgico. Unidad de Cuidados Especiales (UCE) que ofrece una máxima seguridad  El centro hospitalario ha realizado un gran esfuerzo de adquisición de equipamiento y de contratación de personal cualificado para actualizar y modernizar su Unidad de Cuidados Especiales (UCE), acreditada por el Servicio Canario de la Salud, lo que le permite que intensivistas, anestesistas y resto de profesionales atiendan a sus pacientes intervenidos quirúrgicamente de forma intensiva, especializada y permanente. Aplicación de un estricto protocolo quirúrgico  Hoy en día, la Cirugía Mayor Ambulatoria (sin ingreso) y la Cirugía de Corta Estancia (entre 24 y 72 horas de ingreso) representan el paradigma de las intervenciones quirúrgicas en las distintas especialidades, lo cual supone del orden del 65 al 70 por ciento de los actos quirúrgicos.  Para que las cirugías de estas características gocen de las mejores prestaciones en eficacia, eficiencia y seguridad para los pacientes, se sigue un estricto protocolo, basado en una perfecta organización y distribución de las tareas por parte de todo el personal, desde el personal administrativo a celadores, auxiliares de clínica, personal de enfermería específico y cuerpo facultativo de las distintas especialidades quirúrgicas.  El inicio de cualquier proceso quirúrgico comienza en la consulta clínica, donde se establece el diagnóstico del paciente y la necesidad de intervención, seguido de la consulta de valoración preanestésica, con el correspondiente estudio analítico, bioquímico y de coagulación sanguínea. Una vez fijada la fecha exacta para la intervención, con un mínimo de antelación de 4-5 días, el día previo a la cita se contacta telefónicamente con el paciente para confirmar su asistencia. El día de la intervención, el paciente, que llegará en ayunas, es recibido por el personal específico y se le practica, según protocolo, estudio y despistaje de Sar-Covid19. A continuación, con la monitorización y medicación preanestésica correspondiente, se le traslada a la sala de espera quirúrgica. Tras su estancia en quirófano, una vez finalizado el acto quirúrgico, el paciente es monitorizado en la Unidad de Recuperación Postanestésica (URPA), donde permanecerá el tiempo necesario para adaptarse al medio y recuperar progresivamente todas sus constantes vitales así como la conciencia plena y movilización (entre 2 y 4 horas). En esos momentos, y acompañado de un familiar, iniciará dieta oral, pudiendo recibir el alta con el informe médico correspondiente y las indicaciones sobre las medidas a adoptar en el domicilio y el tratamiento a seguir. En el caso de procedimientos más complejos que requieran hospitalización, el paciente ingresará en la planta quirúrgica para su correcta monitorización y tratamiento, pudiendo ser visitado por los familiares en los horarios establecidos al efecto.  Una vez dado de alta el paciente, se le indica seguimiento en consultas externas, normalmente, a la semana de haberse realizado el procedimiento o cuando lo requiera el facultativo, bien para retirada de material de sutura o para las curas pertinentes. Procedimientos quirúrgicos en todas las especialidades En el Hospital San José, donde en los últimos cuatro años han sido intervenidos más de 20.000 pacientes, se practican múltiples procedimientos de diferentes especialidades quirúrgicas, entre otras, las siguientes: • Cirugía General y Digestivo. Toda la cirugía de pared abdominal, hernias, eventraciones, mama, así como toda la proctología y laparoscopia vesicular y de la hernia de hiato en corta estancia. • Oftalmología. Cirugía refractaria así como cataratas, párpados, cámara anterior y cámara posterior (retina). • Traumatología. Toda la cirugía menor de miembros superior e inferior, así como artroscopias y prótesis de cadera y de rodilla, en corta estancia. • Cirugía Vascular Periférica. En todos los ámbitos, tanto arterial como venosa. • Cirugía Plástica. Tanto de remodelación corporal, con abdominoplastias, abdominosucción, rejuvenecimiento facial, así como mamoplastias, tanto de reducción como para la implantación de prótesis. • Urología. Con procedimientos percutáneos, termoablación, cistoscopias quirúrgicas, ureterorrenoscopia y cirugía laparoscópica avanzada de próstata. • Digestivo. Endoscopia simple y avanzada, tanto superior como inferior, y para el tratamiento de la obesidad. 

Galería de fotos

consúltenos ☎ 928. 263. 708